Alberto Marques

Cirugía Mínimamente Invasiva. Transformando el sistema de salud.

No cabe duda que la cirugía mínimamente invasiva ha tenido un gran impacto en los procesos quirúrgicos de la columna vertebral. Desde la perspectiva de los resultados, la relación costo-beneficio para el sistema de salud, beneficios para los pacientes con estas técnicas y, por último, el impacto sobre los especialistas y las especialidades es incontestable.

El avance de técnicas quirúrgicas y tecnología proporciona al paciente beneficios contrastados, al tiempo que reduce el costo de la asistencia sanitaria para todos.

Comparando la cirugía abierta con la cirugía mínimamente invasiva, los pacientes pueden experimentar mayor sangrado, tasas más altas de complicaciones, y por tanto mayores tasas de readmisión, con estancias hospitalarias más largas. En otras palabras, todos – pacientes y el sistema – pagan más por resultados menos óptimos.

Un estudio en JAMA Surgery respalda estos datos. Establece que el enfoque de esta técnica ofrece un ahorro de costes a corto y largo plazo para el sistema de salud, y menos trauma para los pacientes. Como ejemplo, hoy en día, esta cirugía de columna es la mejor opción para los pacientes que tienen una edad avanzada y que no son operables mediante otras técnicas.

Aunque los profesionales coinciden en que todavía hay una barrera fundamental para la transformación, debido a una curva de aprendizaje importante, también están de acuerdo en que los resultados compensan el tiempo que lleva superarla.

Con ​​un enfoque constante en la construcción de un modelo de atención médica sostenible, aumentar la práctica de la cirugía mínimamente invasiva es un componente esencial para liderar ese cambio transformador.

Desde el equipo del Doctor Marqués, tras más de cinco años de experiencia y más 1.000 pacientes intervenidos, podemos afirmar que el acceso  a la cirugía mínimamente invasiva se traduce en un cambio positivo para el paciente y el sistema de salud.

Referencia: Medtronic